Tasa de ahorro de las familias: Evolución y mínimo histórico

June 5, 2019

Con el estallido de la Gran Recesión en 2008 un nuevo entorno macroeconómico adverso e incierto condicionó las decisiones de consumo y ahorro de las economías domésticas.

 

Las fluctuaciones en la tasa de ahorro de los hogares españoles desde el comienzo de la crisis reflejan las variaciones de los principales factores que determinan el ahorro privado como pueden ser las expectativas de ingresos futuros, la renta actual disponible, el nivel de precios o los intereses del mercado.

 

Inicialmente, el contexto de incertidumbre inmediatamente posterior al estallido de la crisis motivó que la tasa de ahorro de las familias como porcentaje de su renta disponible aumentara desde el 5,9% en 2007 hasta el 13,4% en 2009 consecuencia de un cambio en las expectativas y un miedo a perder el empleo.

 

 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Eurostat

 

 

No obstante, este pico de crecimiento creado por el fuerte impacto negativo de la crisis se redujo a partir del 2010 cuando se recuperaron los valores cercanos a la normalidad (en gran parte explicado por el papel que desempeña el ahorro como un factor estabilizador del consumo dada la fuerte contracción que experimentó la renta disponible de las economías domésticas).

 

Por el contrario, a partir de 2016 el consumo de las familias comenzó a aumentar en un contexto de mejora de las expectativas como consecuencia del aumento de la renta y el empleo. La disminución del ahorro en este caso se produjo principalmente por el aumento del gasto destinado a la compra de bienes duradero que se habían contraído durante el período anterior. Esta mejora de las perspectivas ha provocado que se alcanzaran niveles de ahorro inferiores a los previos a la crisis, experimentando un mínimo histórico del 4,9% de 2018.

 

Actualmente, nos encontramos en un entorno de crecimiento económico y con unos tipos de interés muy bajos que hacen que los depósitos no ofrezcan rentabilidad, por lo que las familias tienden a ahorrar menos.

 

Estos últimos datos, resultan especialmente preocupantes si los comparamos con la media de la eurozona y las principales potencias de la unión. Durante los primeros años de la crisis la tasa de ahorro convergió mostrando una mayor sintonía con las cifras europeas no obstante a partir de los últimos años volvemos a observar como la diferencia con la zona euro se incrementa.

 

Según las previsiones del Banco de España se espera que la tasa de ahorro recupere niveles más próximos a sus promedios históricos (entre el 9% y el 10%) no obstante desde The Financial Report nos gustaría resaltar la importancia del ahorro privado tanto como motor de la inversión de la economía como para la planificación familiar ante posibles crisis futuras o la necesidad de la financiación de la jubilación.

 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Eurostat

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload